miércoles, 25 de agosto de 2010

RTE. LA CUCHARA DE HIERBABUENA

     Situado en la C/Toledo, 85 (Ciudad Real) justo detrás de la Puerta de Toledo. De decoración moderna bastante cuidada y carta con marcado acento gallego-asturiano.
 
- Almejas marinera 10 €
- Cebolla rellena de atún 8 €
- Cachopo de ternera 9,5 €
- Chuletón de buey 30 €
- Entrecot de buey 14 €
- Vinculo crianza 21 €
- Solan de cabras 2,5 €
- Tarta de queso 2,5 €
- Arroz con leche 2,5 €
- Frisuelos 2,5 €
- 2 Cafés 2 €

3 personas 35 euros de media

     La primera impresión al ver la carta, es que se trata de un restaurante de pucheros, que en verano tiene que reciclarse hacia otro tipo de comidas. Maître correcto, profesional, buen trato con el vino, presentando corcho, escanciado.... algo que debería ser lo mínimo imprescindible pero que, por desgracia, en muchos sitios no lo es.

     En cuanto a la comida presenta varios problemas graves, una descordinación entre cocina y maître (nos indicó que el cachopo era relleno de morcilla, cuando en realidad llevaba jamón y queso) y una carta que no ofrece lo que en realidad presentan en la mesa (pedimos almejas a la marinera y nos trajeron almejas con salsa americana, en mi caso imperdonable al ser alérgico al marisco). Pero mucho más grave aun, una falta de concordancia entre el precio de la carta y el precio de la factura (una subida de 4 euros en el vino y 3 en el entrecot).

     Centrándome en la cocina y analizando plato por plato los entrantes no fueron nada del otro mundo, unas cebollas pasables y las almejas eran congeladas. Mi chuletón (sugerencia del maître) estaba bien cocinado pero algo duro, el entrecot aun más duro y con una parte importante de nervio y el cachopo estaba bueno pero no era lo que el maître nos había indicado. Los postres pasables, nada especial. En cuanto al chupito aun lo estamos esperando.

     En resumen buen servicio, rápido, trato amable pero la cocina deja, si no mal sabor de boca, la impresión de que puede dar algo mas. Volveré este invierno a comerme un puchero y os cuento.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada